Archivo de la categoría: Blog

Perspectivas desde un universo inexistente

Por Nicomedes Zuloaga P

 

El tiempo, al menos para nosotros los occidentales, forma parte de la teoría de la existencia ya que, desde el punto de vista del mundo visible, el tiempo y el espacio son unidad indivisibles. El hipercubo burlaría los límites de la tercera dimensión, penetrando la realidad intangible de la cuarta. También la reencarnación, como el teseracto, pasaría los linderos de este universo visible como teoría del retorno, por cierto no necesariamente eterno. Seguir leyendo Perspectivas desde un universo inexistente

VENEZUELA SERÁ UN CUARTEL (Bolívar)

 

Por Nicomedes Zuloaga P.

Bloqueo_de_Venezuela_por_las_potencias_europeas_1902

“En Caracas existen…dos categorías de hombres…La una que es poco numerosa, conserva viva adhesión a los antiguos usos, a la simplicidad de las costumbres, a la moderación de los deseos. La otra, ocupándose menos del presente que del porvenir, posee una inclinación, irreflexiva a menudo, por los hábitos e ideas nuevas”

Alejandro de Humboldt

Dos obras me inspiran estas líneas, suspendí por unos días la lectura del último tomo de la trilogía “Aléxandros” de Manfredi, para embarcarme en la lectura de “Los relámpagos de agosto” extraordinaria narración del mexicano Jorge Ibarguengoitia en la cual nos cuenta, con punzante sentido del humor, una sublevación militar y, en las últimas dos páginas nos aclara “a los ignorantes en historia mexicana” los hechos más destacados acaecidos en sus revoluciones. Este librito me lo prestó mi amigo “El Negro” a quien, de acuerdo a la neolengua criolla debería llamar “El afrodescendiente” que, si bien partió hace cincuenta años de la izquierda, ahora manifiesta un derechismo que se acerca, peligrosamente, a esa temible secta de “Los guarimberos”. Seguir leyendo VENEZUELA SERÁ UN CUARTEL (Bolívar)

LO QUE DICEN LAS MANOS (La obra de Nicomedes Zuloaga P.)

Por Luis Ángel Duque

“ Como el espíritu violento del Dios que se apodera del hombre por nacer en la mujer” Saint-John Perse, “Mares”

Son, en varias dotadas sintaxis, manos que labran la madera, o aún han soldado las partes metálicas de un casco de acero.Son las manos de un escritor de antigua data, con poemas y dos novelas publicadas (Epitafio para un Filibustero “Canal” y Namrá el Inmortal)  y llevada al cine; pero el artista es hombre de ciclos y devociones; y ahora, a casi cuatro décadas de cuando

Copy (2) of Esc_30asistió al taller de escultura de Claudio Marzollo  en el “School of Visual Arts”  de Nueva York, y después de cumplir los ritos de un periplo ritual múltiple y muy interesante, NZP realiza su primera obra de la madurez, donde las figuras escultóricas se integran a un paisaje, haciéndolo narrativo y ontológico a la vez. De cara al mar. Ya desde los primeros bocetos de “Los Vigías”, estos se yerguen emblemáticos y cercanos; porque, aunque cada uno de los personajes que lo configuran conllevan una historia y una simbología, son puramente escultóricos y así se pueden apreciar. Lo más notable es cómo se integran al paisaje, valorizándolo e identificándolo a la vez; casi todos  alargan la mirada al más allá del mar, buscando respuestas en el océano mineral; cómo lo ha hecho el género humano desde hace milenios, y el enigma, no se resuelve aún, porque sus preguntas son respondidas como agreste ola o feroz marejada.

Pero el artista vive con intensidad tiempos apacibles, dedicado a sus intereses fundamentales: la escritura y la escultura.

El que escribe ha visto, en los últimos años, las etapas creativas, admirándose siempre de la energía fluyente; y como lo que más le interesa a NZP es el proceso, aunque ama el resultado final, las pátinas inigualables de los bronces, que aunque contemporáneos, él les sabe aplicar y que, desde el “Auriga de Delfos” (Museo de Atenas) el público del arte aprecia grandemente. Seguir leyendo LO QUE DICEN LAS MANOS (La obra de Nicomedes Zuloaga P.)

TEOREMA DEL CAOS

i_brocoli
Por Nicomedes Zuloaga P.

Blanca Baldó publico otro libro de poemas. Ya, hace algunos años, nos sorprendió con Adicta al miedo. Poemas de entrega y valentía. En ellos, la naturaleza levanta su velo para mostrar su poder que, desde la intimidad, nos muestra su ternura y su garra de tigre o gavilán.
Ahora nos regala Teorema del caos. Por esas circunstancias sutiles, como la poesía misma, o por sincronismo, ese paralelismo a causal, me había llegado un trabajo de Augusto Rotavista, narrador y pintor colombiano, con el título de la Predestinación del caos, obra en la cual afirma que el caos es la oportunidad que posee el “predegestinador” para auscultarse a sí mismo. Cuando leí estas líneas no tenía idea que los poemas de Blanca Baldó, aquellos que había escuchado quizás, no demasiado atento, hace algunos años, estarían en mis manos, ahora, publicados por la Editorial el perro y la rana. Al releer esta obra, quizás por ese proceso de “pregedestinación” caótica, principio alquímico de toda creación o encuentro, los escritos de Rotavista iluminan o, en cierta forma, describen, al Teorema del caos de Blanca, camino de autoconocimiento, muerte y resurrección en ese templo secreto del orogasmo de la casa de oro,/tigre, que te enciendes en luz por los bosques de la noche que, por cierto, ningún varón atrapado en su intelecto ha descubierto. Seguir leyendo TEOREMA DEL CAOS

LOS MOLDES INVISIBLES

antigua_fragua_hierro
Por Nicomedes Zuloaga P.

El problema está en los moldes. Para que las piezas salgan perfectas se necesitan moldes perfectos, lo cual es una imposibilidad ya que el barro es sólo un elemento plástico que, casi nunca, es manipulado por manos impecables. Un molde perfecto requiere un trabajo profundo de rectificación. Eso es en el caso del proceso aditivo, en el cual se parte de un remedo, mímesis platónica, pero con la intención de construir una realidad mayor. En el caso de la obra reductiva que se basa en la eliminación del material sobrante y parte de una perfección existente, pero invisible, cómo en el caso de la piedra, un mármol, por ejemplo, en cuyo interior ya esté la obra perfecta, el alma perfecta, el trabajo requiere maestría mayor ya que, los defectos incorporados en la obra por medio del uso de la fuerza, o de una rotura, no se pueden corregir como en el caso de la técnica aditiva lograda con un material plástico y moldeable como el barro, la plastilina o la mierda humana o animal. Reverón, por ejemplo, utilizó la mierda. No hay material que sea tan vil, como para que no se pueda utilizar en la obra. Seguir leyendo LOS MOLDES INVISIBLES

SIMÓN ALBERTO CONSALVI

No recuerdo con seguridad cuando conocí a Simón Alberto Consalvi. Recuerdo si que, a finales de 1982 o principios de 1983, me encontraba en Buenos Aires escribiendo mi novela “Epitafio para un Filibustero” o “Canal” título con el cual apareció la primera edición de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Después, escribió el prólogo de la edición de Epitafio que publicó editorial Pomaire. Leyó el libro y con generosidad y desapego, escribió las líneas que dieron brillo a la edición de 1989. Durante esos días, compartimos horas de discusión y análisis del drama centroamericano y de su historia y de “las aventuras y las desventuras de una tierra que no tuvo ni ha tenido paz, que nunca conoció el sosiego y que siempre tuvo (y tiene) ojos que la miran con toda la codicia del mundo”. Seguir leyendo SIMÓN ALBERTO CONSALVI

LA EXTRAORDINARIA HISTORIA DE MARY SHELLEY

 

Por Nicomedes Zuloaga P.

Tal como si fuese la construcción de su alter ego, obsesión que inspira la lucha de aquellos que pretenden alcanzar la perfección, un joven suizo, salvado entre los hielos del polo norte, narra la escalofriante historia de la construcción de aquel ser, alter ego, al que logró dar vida. El joven doctor había estudiado la filosofía oculta de Cornelio Agrippa, los escritos de Alberto Magno, Paracelso y la alquimia, cuya meta era el perfeccionamiento del alma humana. Pero Mary escribió una historia “que pudiera expresar los temores misteriosos de nuestra naturaleza”  lo oculto y repugnante, lo que hay detrás de la máscara. Así que llevó su personaje a abandonar aquellas ciencias “anticuadas” y lo colocó ante “verdaderos” científicos en la universidad de Ingolstadt. Seguir leyendo LA EXTRAORDINARIA HISTORIA DE MARY SHELLEY

ORIGEN DEL MAGISMO

Por Nicomedes Zuloaga P.

La magia, según algunos orientalistas, se refiere a la gran ciencia. Era considerada la ciencia sagrada, la que podríamos identificar con el Arte Real. Para los egipcios la magia se refería al culto de sus dioses y se adquiría por medio de ese culto. El “Libro de Los Muertos” se reduce a un tratado de alta magia. Así mismo, en la iniciación en los misterios de Osiris, los iniciados, recorrían un camino desde la muerte iniciática hasta la reconstrucción del ser uno. Para los egipcios, el profano ya estaba muerto. Su ser se había fraccionado, perdiendo su unidad. El proceso iniciático pasaba por la reconstrucción de los pedazos del ser (los yoes) desparramados por el mundo. El mito de Osiris habla por si mismo. Osiris había sido asesinado por su hermano Set quién repartió sus miembros y los ocultó en todos los rincones de la tierra para que fuese imposible su reunificación. Evidentemente, se refiere a esa multiplicidad de yoes que componen el alma del profano. Antes de convertirse en un verdadero mago, la personalidad del individuo se encuentra fraccionada y sus partes son desconocidas para el individuo. Seguir leyendo ORIGEN DEL MAGISMO

ABELARDO EL CASTRADO

Por Nicomedes Zuloaga P.

Buenos Aires, como Madrid y otras ciudades de Europa tiene  cafeterías en cada esquina. Una tertulia reciente, de esas que se desarrollan en alguna “confitería” del “Barrio Norte” derivó, primero, con Augusto, hacia nuestras experiencias infantiles o juveniles que pudiésemos identificar con lo ontológico. Después de “fatigar” como diría Borges, más allá de umbrales oníricos, o visiones de la muerte inminente, con su sensación de tiempo detenido y otras historias, verdaderas o falsas, sobre atropellos y crímenes perpetrados por alguna “autoridad constituida” y consideraciones sobre la justicia, encallamos, al fin, en tres conceptos que, por trillados, no dejan de ser interesantes: las diferencias entre un teólogo, un filósofo y un alquimista. No nos referíamos a las diferencias entre estas tres, digamos, artes o disciplinas, sino al hombre que ejerce alguna de las tres ¿profesiones? o dos de ellas, o las tres, si fuese posible. Al final, me quedé pensando en la Edad Media y la injusta leyenda del oscurantismo. Y en la historia de Pierre Abelard y, con esta, surgió el tema del amor, esa locura que todos creemos conocer y definir.

Al día siguiente nos reunimos, en Pasadena, nombre de la confitería, con Juan Manuel y Catalina.

Se me ocurrió afirmar que si la teología estudia las propiedades de Dios, el teólogo parte de la creencia o convicción de la existencia de Dios o de los dioses y el filósofo intenta llegar a lo mismo por medio del pensamiento. Seguir leyendo ABELARDO EL CASTRADO