Archivo de la etiqueta: Arte

Perspectivas desde un universo inexistente

Por Nicomedes Zuloaga P

 

El tiempo, al menos para nosotros los occidentales, forma parte de la teoría de la existencia ya que, desde el punto de vista del mundo visible, el tiempo y el espacio son unidad indivisibles. El hipercubo burlaría los límites de la tercera dimensión, penetrando la realidad intangible de la cuarta. También la reencarnación, como el teseracto, pasaría los linderos de este universo visible como teoría del retorno, por cierto no necesariamente eterno. Seguir leyendo Perspectivas desde un universo inexistente

TERTIUM ORGANUM

Teseracto


Por Nicomedes Zuloaga P.

Pedro Oupensky

Se trata de una de las obras más profundas de Ouspensky. En 1921 empezó su traducción al inglés que se terminó después de su muerte en 1947. Supongo que será un atrevimiento pretender describir esta obra en unas cuantas líneas; sin embargo, eso es precisamente lo que voy a intentar. Tertium Organum es una elucubración filosófica cuyo nombre  se refiere a lo que Ouspensky describió como “un sistema de lógica superior” la cual definió como la tercera ley del pensamiento después de Aristóteles y Bacon.  El sistema aristotélico: Organon, el de Bacon en Novum Organum y el propuesto sería el Tertium Organum.

Recordemos que Aristóteles fue discípulo de Platón pero su sistema lógico planteó lo contrario al idealismo de su maestro que separó al mundo sensible, del mundo de las ideas. Aristóteles pensaba que, por medio de la experiencia se podía conocer la realidad y que, la esencia de las cosas, estaba en la cosa misma, por decirlo así. Da origen al pensamiento positivista ya que para el, las ideas, no son como moldes separados de los entes que, el mundo sensible, está conformado por la materia y la forma. Y, los cambios, estaban determinados por los conceptos de acto y potencia, pero no explicaba el porqué ya que este se encontraba en las causas. Su método deductivo serviría para llegar a esas causas. En el plano inaccesible, la causa de las causas es inmutable, inalterable e inmóvil. Es decir, Dios. Seguir leyendo TERTIUM ORGANUM

CRÓNICAS DE UN CIELO ABOMINABLE


Por Nicomedes Zuloaga P.

 No pretendo ofender, mas si defender a los que, por razones inicuas, han sido expulsados de la eternidad. Hay enseñanzas religiosas de la infancia que, inevitablemente, revisamos con los años. No me refiero al pecado que se manifiesta en todo y en todos, no, ni siquiera al cruel y absurdo pecado original que, a lo largo y ancho del planeta, condenó al infierno a millones de inocentes que nunca recibieron el bautismo y abandonaron este mundo, rumbo a las oquedades flamígeras. Ni siquiera aborrezco la confesión que, años después, descubrí en las tradiciones iniciáticas de masones y rosacruces, aunque la primera, se refiere a una introspección ordenada y rígida, como arquetipos platónicos, delimitados por mandamientos y otros moldes ideales.   Claro, el pecado adjetivado, siempre deja escapatoria.  Me refiero al que se adjetiva como “venial” palabra construida, a su vez, con ese imposible prefijo que significa perdón, pues no hay venia en la eternidad. Seguir leyendo CRÓNICAS DE UN CIELO ABOMINABLE

LOS TEMPLOS DEL SEXO SAGRADO EN KHAJURAHO

Por Nicomedes Zuloaga P.


La India es multitud, sorpresa, misterio y devoción y quizás, los templos eróticos de Khajuraho, la más sorprendente de las devociones. Los Chandellas gobernaron la India Central durante más de quinientos años, construyeron algunos de los monumentos más atípicos del Oriente. Asombrosos, no sólo por su majestuosidad y perfección, sino por el carácter, digamos, impúdico para las mentes que aún no han descubierto el poder del sexo sagrado. Sería superfluo enumerar los iluminados gobernantes de la dinastía cuya tradición podríamos desmadejar hasta nuestros días y descubrir a los Chandellas en algunas familias Singhs.
Seguir leyendo LOS TEMPLOS DEL SEXO SAGRADO EN KHAJURAHO

La enfermedad que todo lo penetra

Por Nicomedes Zuloaga P

Foto Sitio El Universal
Foto Sitio El Universal

Esta semana no voy a referirme al Aleph, ese punto del universo que es la totalidad de todo y de todos los puntos. Ni a la posibilidad de la existencia de esa pequeña esfera que podría existir en algún sótano de la calle Garay de Buenos Aires. Ni de la posibilidad ¿probable? de la existencia de la primera civilización planetaria en América, ni que, encontrándose a si mismo, se descubre al Todo, es decir al Dios. No, hoy voy a referirme a cosas más tangibles y cotidianas. Voy a referirme a mi país, a las consecuencias de la “mala leche” y a las relaciones causales de la arrogancia, la prepotencia y el odio, con la enfermedad. Me voy a referir al hecho electoral como consecuencia directa del fenómeno metropolitano y de las relaciones entre la “ciudad de los pobres” y la “ciudad de los ricos”.
Si consideramos que el 86 por ciento de los habitantes del país viven en las ciudades y que, nuestras urbes han generado una brecha enorme entre pobres y ricos, no podemos sorprendernos del éxito aparente de la gestión gubernamental. Seguir leyendo La enfermedad que todo lo penetra