Archivo de la etiqueta: escultura

NAMRÁ EL INMORTAL, Cap IV

Edition/dp/0557582288

Kindle: http://www.amazon.com/NAMRÁ-Inmortal-Spanish-Edition-ebook/dp/B005PR4SSS

Portada de Namrá El Inmortal
Ver y adquirir

CAPITULO IV
La piedra Pasó muchos años en lugares recónditos de ciudades y desiertos. Al fin, llegó hasta las manos de David quien se convirtió en su protector entre los iniciados que habían aprendido la sabiduría del Nilo y la habían adaptado para los pueblos del desierto. Guardó la piedra y quiso construir un templo. Pero David aún no estaba listo para emprender la obra. Los hebreos desarrollaron un sistema profundo para alcanzar el conocimiento y la transmutación de lo denso en lo sutil. Para unir los elementos y devolverlos a su unidad originaria.

“La Piedra” conocida como la piedra de Jacob, llegó a manos de Salomón, quien preparó la construcción del primer Templo. Salomón era hombre de extraordinaria sabiduría. Ya había establecido embajadas en los países vecinos y, con aquellos, con quienes mantenía relaciones comerciales.

Con su extraordinaria presencia y sabiduría se había ganado el respeto de amigos y enemigos. Reunió a sus asesores y les hizo sentarse en dos filas al norte y al sur. El se instaló en un trono elevado siete escalas colocado en el Oriente.

Seguir leyendo NAMRÁ EL INMORTAL, Cap IV

LA CONFECCION DEL ESPEJO

 Por Nicomedes Zuloaga P.

Mi siempre ponderado y sabio Maestro, hace más de treinta años, preparó instrucciones para la confección de un espejo mágico. No traicionaré mis juramentos divulgando las claves secretas para la realización de este, el más asombroso sortilegio. Para la fecha, ya había pasado las pruebas de la calumnia, la vituperación y la cárcel que, como el agua del mar, habían desparramado mi ser y hacían propicia, después de haber vencido el suicidio, la muerte de la personalidad y el abandono paulatino del miedo al qué dirán y a la venganza de los moradores de las sombras. Ya, en New York, mientras estudiaba escultura, trabajé con espejos que multiplicaban la imagen, infinitas veces, en una suerte de cámara de relucientes espejos. Compraba impecables globos oculares que intentaba iluminar desde su centro y se reproducían. Desconozco porqué abandoné el pulcro cristal para manipular la tosca madera y en barro creador. Seguir leyendo LA CONFECCION DEL ESPEJO